Mariana Vilchis

Nacida en Xalapa, Veracruz, en 1967, creció en una atmósfera rodeada de arte, magia y bosque. Desde su infancia fue testigo silencioso y cómplice de las aventuras artísticas de sus padres, los pintores Fernando Vilchis y Leticia Tarragó.

Mariana ha tenido una formación autodidacta, sus horas clase se miden en los talleres de Leticia y Fernando, tras bambalinas en la elaboración de escenografías en el Teatro del Estado y en sus continuas visitas al Instituto de Artes Plásticas de la Universidad Veracruzana.

Desde muy temprana edad acompañó a sus padres en sus viajes en el extranjero, asistiendo a innumerables montajes de sus exposiciones.

A partir de 1984 comienza su trabajo dentro de la promoción del arte, en los siguientes años colabora en el montaje de obras para la “927 Gallery” en el Barrio Francés de la ciudad de Nueva Orleans, USA. De regreso a México estudia fotografía dos años con el maestro Adrián Mendieta (1995-1997) y cursa también el Diplomado en Promoción y Gestión Cultural del Centro Veracruzano de las Artes CONACULTA IVEC (1999-2000) y durante su estadía en el Instituto Veracruzano de la Cultura (mismos años) participa en variados proyectos visuales junto al museógrafo Rafael Valdivia. Así mismo toma distintos cursos breves con maestros como Graciela Kartofel (Curaduría y Museografía, 2004) y con Per Anderson (Apreciación estética, 2005).

A iniciativa suya, en el 2003 se lleva a cabo el acondicionamiento de la “Galería Permanente del WTC”, Boca del Río, Veracruz y más adelante se encarga de la Coordinación de la “Galería de Arte Contemporáneo de la USBI-Veracruz” de la Universidad Veracruzana, así como del montaje y organización de diferentes exposiciones en este espacio (2004-2008).

En los últimos años se ha desempeñado como asesora profesional independiente en el área de adquisición de arte y es la representante comercial de la artista Leticia Tarragó.

En la actualidad, Mariana Vilchis, incursiona en el campo del arte objeto, creando objetos utilitarios que cuentan historias y nos llevan a recorrer un mundo de color, de lugares de ensueño, viajando siempre a través de la nostalgia y de los sueños perdidos, buscando siempre la luz que proyecta y plasma en sus muebles de madera. Siempre con un impecable colorido y delicado acabado.

Muebles como repisas, sillas, mesitas de café, biombos, alhajeros y cajas para thé, todos con su muy particular personalidad, embajadores del mundo, representando las especies exóticas de oriente y de nuestra República Mexicana, las tierras rojas del Gran Cañón, los vivos colores de la seda de la India, y la diversidad de la naturaleza; albergando en sus cajones sus historias, su gente y sus sueños.

En cada diseño se podrá reconocer la impronta de una atmósfera acorde a un estado de ánimo único y especial para cada gusto.

Trabajados con materiales como pedrería de joyería, vidrio esmerilado y pirograbado recubiertos con barniz policromo de alta resistencia, conforman la propuesta artística de Mariana Vilchis. Cada mueble es diseñado de manera única y exclusiva y son firmados por la autora.