Prensa

En este apartado recopilamos un poco de las muchas notas de prensa que se han publicado sobre la obra de Leticia Tarragó, Mariana y Paulina Vilchis.

Por el mundo onírico de Leticia Tarragó publicada en el Informador

 

Leticia Tarragó, junto a una de las cajas de su hija Mariana Vilchis incluidas en la exposición De la escena y el ensueño. A. GARCÍA

“Los ángeles, los espíritus y los muñecos fantásticos que habitualmente pueblan sus pinturas comparten ahora el espacio del lienzo con arlequines y los clásicos personajes del circo, sin que falten los animales, todos envueltos en una atmósfera enigmática.
Y es que como apunta el crítico de arte Miguel Ángel Muñoz, “quizá Tarragó trabaja con unos limitados recursos temáticos que administra con exigente destreza visual desde siempre: la figuración fantaseada con una imaginación depurada por el tiempo”.
Para la artista, la figura es “una secuencia escogida de signos sensibles, convertidos en experiencia plástica a través de un lenguaje gestual de trazos esencialistas y sintéticos”.

 

 

 

Leticia Tarragó en la Revista El Búho

La obra de Leticia Tarragó está habitada de relatos infantiles

” Ángeles, muñecas, mascotas, fotografías y muebles caros a lo anticuario, nos hablan de todo aquello que una vez vimos o escuchamos en la casa de nuestros abuelos. Es en sí la recreación de un mundo ido que nos convoca desde la fantasía o desde la nostalgia de lo imaginado durante la duermevela. Y todo esto desplegado en escenarios tropicales que Tarragó nos ofrece como si se tratara de sueños vueltos imágenes tangibles.

En el homenaje que le fue realizado con motivo de sus primeras cuatro décadas de actividad plástica, “De los sesenta a los noventa”, Martín Luis Guzmán dijo de la artista plástica que es “una de las mejores grabadoras” del país”

 

Leticia Tarragó, mujer surrealista artífice de su  propio universo publicada en Universia

Optando por el surrealismo, mezcla elementos cotidianos confeccionando un mundo mágico con animales fantásticos y arquitectura imposible

Su nombre se conoce y reconoce en el mundo artístico internacional. Pero sobre si se asume como una mujer destacada en el arte, ella –con sincera modestia– dice que no, pero que es algo que tampoco se cuestiono realmente.

“El que uno destaque es porque uno ha estado ahí todo el tiempo haciendo su trabajo. Sería un fracaso total si después de tantos años de trabajar en lo mismo que no nos salieran las cosas bien. Porque no es un esfuerzo, es una actividad continua, no hacerlo bien sería el colmo y pues todo da frutos, en este caso que la obra tenga un cierto reconocimiento. Pero hasta ahí, no es algo que yo esté ansiosa de ser reconocida”.

 

 

El encanto de Leticia Tarragó en el Blog Saudade de Parisina

 

Leticia Tarragó es una de mis pintoras favoritas. Recuerdo cuando asistí por primera vez a una de sus exposiciones, sentí mucha emoción al estar enfrente de cada pintura, ya que había sido mucho el tiempo de esperar para contemplar su obra. Ahora estoy feliz porque en mi pasado cumpleaños, una querida amiga me regaló uno de sus cuadros que adorna mi hogar. Siempre que veo sus pinturas, siento que me devuelve la infancia, sobre todo, en la época que crecí con mamá Nina, mi amada abuela”

 

 

Leticia Tarragó y el espíritu de los sueños en La palabra y el Hombre

“Rostros redondos de niños observadores, melancólicos, meditabundos; paisajes oníricos, medievales, con aires entre lúdicos y surrealistas; ángeles en paraísos pictóricos donde conviven el bien y el mal; mininos regordetes a punto de desaparecer como el gato de Cheshire; magia de circo y exuberancia tropical: tal es el universo creativo de Leticia Tarragó plasmado en óleos y grabados.

En cada obra, Tarragó ofrece un cuento encriptado dispuesto a develarse si el buen observador escruta su hondura narrativa. Las ideas se plasman como en un juego interminable de niños y los colores resaltan la intensidad del relato. Puede haber arcángeles mitad niña, mitad sirena; casas descubiertas a medias con rincones habitados por infantes solitarios, abuelitas que ven cómo se les acumula el tiempo, tlacuaches entrometidos, gatos comodinos, resquicios por donde se asoman ojos inocentes, esféricos, tímidos. ¿Nuestros sueños tendrán un límite, una frontera? La imagen nebulosa no lo toma en cuenta; en el caso de Leticia Tarragó se delimitan en un cuadro pero se extienden sin barreras en la profundidad de las imágenes.”

Leticia Tarragó una artista deslumbrante y discreta en Evas Veracruzanas

“Tarragó despliega un esplendoroso abanico de acentos sensuales en su obra reciente, más rica, plena y diversa, si cabe,  hipnótica y entrañable. Y su obra, espero, es y será la conciencia de que algo que no suele estar, me temo, tan presente en estos tiempos de atolondrada incertidumbre, y es la certeza firme de que Tarragó se cuenta, aun en su discreción, entre las voces  líricas  más rotundas que hoy recorren en nuestra extraña geografía,  esa extraña pasión que llamamos pintura.”

Mariana Vilchis en Evas Veracruzanas

“Las cajas de mariana Vilchis Tarragó son en sí mismas, en su hechura, contenedor y contenido. Son objetos de arte, muebles útiles que trascienden su utilidad porque en su factura está contemplada no solo una función sino una emoción y su expresión sensible. Son espacios habitados, colmados de sustancia y de esencia.

De rigurosa y prolija construcción, cada caja alberga por dentro y por fuera un imaginario completo y complejo formado por apropiaciones y reinterpretaciones en armónica mixtura, con evidentes guiños a la plástica universal.”

El arte de la familia Vilchis Tarragó llegó a Córdoba publicado en Plumas Libres

La colección “Una Familia en el Arte” trae consigo las inconfundibles cajas grabadas en acrílico de Mariana Vilchis Tarragó, así como la obra del desaparecido artista Fernando Vilchis, así como los cuadros con el sello de Leticia Tarragó, talento que también heredó Paulina.

Exposición de Mariana Vilchis publicada en El buen tono

“Las cajas como las cosas y los edificios tienen movimiento visual y emocional, pues conducen de la inclemencia externa al refugio interior, de la vasta inmensidad cósmica a los laberintos interiores del ser” fueron algunos de los pensamientos que la artista compartió dentro de la noche de inauguración.

FILUarte se inaugura con obras de Tarragó, Vilchis y Vargas publicada en Universidad Veracruzana

“Rostros redonditos de niños observadores, melancólicos, meditabundos; paisajes de sueños a veces surrealistas, otros juguetones; ángeles en paraísos pictóricos donde conviven el bien y el mal; cajas arte-objeto que cuentan historias en atmósferas coloridas; pinturas y grabados en geometrías que cruzan el espacio y el tiempo. Todo ese conjunto de arte se reúne en las obras de Leticia Tarragó, Mariana y Paulina Vilchis”